La lluvia y los accidentes de transito

lluviaLa lluvia es uno de los factores externos más frecuentes en los accidentes de tránsito en el mundo.

Cualquier conductor sabe que la lluvia puede llegar sin aviso. Que en nuestros países tropicales, sin verano, invierno, otoño o primavera, un día soleado puede convertirse en una tormenta en cuestión de horas, ocasionando, entre otros, trancones, demoras, y, más grave aún, accidentes de tránsito.

Según Erosky Consumer, el 24% de accidentes de tránsito que ocurren en días lluviosos ocurren porque los conductores no se adaptan correctamente a las condiciones que se necesitan para manejar de manera preventiva sobre la lluvia (la disminución de la velocidad, como ejemplo).

Por eso, es necesario que todos los agentes de la seguridad vial (conductores de automóviles, motociclistas, ciclistas, peatones) conduzcan preventivamente para que este fenómeno climático no se convierta en una tragedia para él mismo y para muchas familias.

Conducción y lluvia: algunas consideraciones

Cuando llueve, los accidentes de tránsito se multiplican en nuestras ciudades y carreteras. Según el blog especializado en Internet, Circula seguro, algunas de las causas son:

  • Visibilidad: La lluvia empeora la visibilidad de los conductores , y por eso, “no vemos tan bien las líneas del carril, las señales de tránsito e indicaciones y nos cuesta ver al resto de vehículos, especialmente a través de los espejos retrovisores”.
  • Capacidad de reacción: La capacidad de reacción se ve mermada con la lluvia, ya que, como no vemos adecuadamente lo que pasa en la vía, tendremos menos margen para reaccionar a tiempo ante cualquier hecho, como una frenada del vehículo de adelante, un incidente de tránsito, entre otros.
  • Adherencia: Cuando llueve, el comportamiento del vehículo empeora, pues la adherencia de los cauchos sobre el pavimento se ve reducida. Así que es más fácil que las ruedas “patinen” al acelerar o que el carro derrape en una curva, fenómeno conocido como “Aquaplaning”.
  • Distancia de frenado: La distancia de frenado se ve también afectada por la lluvia y condiciones climáticas similares. Como asegura el Blog Español “También, y muy relacionado con lo anterior es que la distancia de frenado aumenta, por culpa de que los cauchos ya no se agarran al suelo igual de bien, pero también porque en el momento de frenar nos podemos encontrar con unos discos y pastillas de freno mojados. Hay que tener presente que cuando llueve la distancia de frenado puede aumentar al doble de lo que sería sobre suelo mojado. Es por tanto imprescindible reducir la velocidad, para evitar problemas de falta de adherencia, y también aumentar la distancia de seguridad, pues se necesitan más metros para frenar el vehículo”.

Motociclistas, los más vulnerables

Uno de los agentes viales que más sufren con la llegada de la lluvia son precisamente los motociclistas. Para ellos, las siguientes recomendaciones para evitar accidentes de tránsito:

  • Evita conducir con un casco con la película empañada, pues esto puede afectar tu visibilidad.
  • Realizar paradas habituales durante el recorrido para evitar calambres producidos por el frío y otros efectos adversos en el cuerpo.
  • Si no tienes mucha experiencia conduciendo motocicletas, evita hacerlo en momentos de lluvia. Se requiere una experiencia especial para hacerlo.
  • Revisa frecuentemente el estado de las luces de la moto. Estas son fundamentales para evitar accidentes en climas lluviosos puesto que brindan visibilidad al motociclista.
  • Evita zigzaguear entre carriles cuando llueve, puesto que con este clima los conductores tienen menos visibilidad y poca adherencia al asfalto y pueden realizar maniobras peligrosas de adelantamiento sin la precaución adecuada.
  • Lleva siempre unos guantes extra, pues cuando estos se mojan puedes perder la capacidad de frenar la moto correctamente.
  • Al llegar a tu destino, seca las partes de la moto que se mojaron por causa de la lluvia: los controles, los discos, el manilar, etc.

Para los automóviles:

  • Reduce la velocidad ante situaciones de lluvia, nieve, niebla, etc.
  • Enciende las luces durante todo el recorrido.
  • Lleva siempre el cinturón de seguridad puesto.
  • Revisa continuamente el estado de las llantas, de los frenos, luces, etc., para que en situaciones de lluvia no falle el vehículo y ocurra un accidente.
  • Ten especial cuidado con los peatones y los motociclistas en la vía.
  • Evita distracciones.

Fuente: Sura

Imágen: Imágenes referenciales de internet

Compártelo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *